Sexo en vacacionesVacaciones. Agosto. Mes predilecto por muchos para cogerse unos días de descanso y poder relajarse de tanto trabajo, tanta responsabilidad para, finalmente, desconectar y volver después con renovadas fuerzas al trabajo.

En verano, o mejor dicho, en las vacaciones, la pasión se desata. Y no es porque nos aburramos y no sepamos que hacer sino porque en vacaciones es cuando tenemos más tiempo y menos preocupaciones en la cabeza para darnos cuenta de lo que el cuerpo te pide, es decir, de lo que necesita, de mirar a tu pareja y desearla fervientemente, cuando meses atrás, en pleno trabajo, la veías y solo querías abrazarla y dormir porque no podías hacer mucho más de lo cansado que estabas.

Y es así. En vacaciones, porque el cuerpo se relaja y el estrés ni los nervios nos mantienen en constante actitud de defensa (o ataque) es cuando las parejas disfrutan más porque tienen más tiempo para ellos solos y puedes dejar volar la imaginación en pro de unas relaciones mucho mejores, creativas y divertidas.

Por ese motivo la pasión en vacaciones suele ser uno de los factores por los que, las familias con hijos, prefieren que éstos se vayan a campamentos, para disfrutar solos, aunque no siempre puede ocurrir eso.

La pasión que se siente en esos días de relax no suele desaparecer después, al menos durante los primeros meses, pero el agobio del trabajo, la casa y demás problemas que afectan a la pareja sí hace que los niveles de pasión bajen casi a mínimos para volver a subir durante las siguientes vacaciones. Por eso nunca está mal tomarse unos días, un fin de semana, o algunos días especiales, para estar con tu pareja. Vuestra relación lo agradecerá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 

Leave a reply